Neutros de Carbono

Evolución e historia del sobre

  1. Del "sobrescrito" al "sobre".
    • Mientras en francés "enveloppe" (y su préstamo al inglés " envelope")sugieren como "envoltorio" o cubierta lo que es hoy un "sobre", en español la palabra "sobre" es deudora y apócope del "sobrescrito" o texto que identificaba al destinatario sobre el propio pliego cerrado de la carta.
    • En portugués ha mantenido, hasta hoy, el término "sobrescrito" para referirse al "sobre", aunque últimamente el lenguaje profesional viene prefiriendo el importado "envelope".
  2. El primer sobre, como Adán, fue hecho del barro.
    • Más allá de las palabras, que también hacen historia, se quiere retrotraer 4000 años la historia de la "cubierta" de la carta. Parece ser que el más antiguo "sobre" del que hay testimonio fue el recubrimiento de barro cocido del que se servían los babilonios hacia el año 2000 A.C. para hacer inviolables los mensajes oficiales de "cartas" en el mismo material.
    • Pero el sobre, tal como hoy lo conocemos, es un útil moderno, tiene ancestros más próximos y surge por la feliz coincidencia de varios elementos: correos organizados, sustitución económica del pergamino por el papel y predominio de la burguesía europea. Este cruce de elementos llevó naturalmente al sobre.
  3. Cartas bajo sobre, una cortesía francesa.
    • Que la carta plegada (pliego) era corriente en la Edad Media europea lo confirman numerosos testimonios gráficos; pero hay que esperar, por testimonios escritos, hasta el siglo XVII, para que la sociedad europea vea la conveniencia de vestir la carta desnuda: Antoine de Courtin, en su Nouveau traité de civilité qui se pratique en France parmi les honnêtes gens (¡año 1671!) señala que "la envoltura ("enveloppe") de papel sobre la que poner la dirección de la carta es una señal de respeto hacia el superior al que se escribe". Puede ser el primer testimonio escrito de la palabra "enveloppe" de papel como antecedente de lo que es hoy un sobre. Siendo la corte de Francia entonces el referente de moda para las clases dirigentes europeas, no es de extrañar que el "enveloppe" francés cruzara el canal de La Mancha. Y al invento también le acompaño su nombre ("envelope", sobre en inglés).
  4. Sobre y sello, imperativo de la Ilustración.
    • Hay que imaginar la anarquía de los correos con cartas en toda clase de pliegos, con direcciones imprecisas, poblaciones sin nombres en las calles... para entender el afán racionalizador de la Asamblea Francesa (1792) obligando a poner la dirección del destinatario para que un agente gubernativo no tuviera que abrir el pliego para conocer a quién se dirigía la carta.
    • Yendo más allá, el 26 de febrero de 1820, la Asamblea Constituyente francesa decidió racionalizar el territorio en departamentos y dar nombre a las calles de París y rotularlas. Aunque hasta 1830 no empezó a distribuirse el correo a domicilio.
    • En 1837, Rowland Hill publicó en Londres un opúsculo titulado Post Office Reform, its importance and practicability en el que abogaba por la introducción de una cubierta uniforme para el franqueo. Así apareció el sello más famoso de la historia: el la reina Victoria retratada con 18 años que estuvo vigente en el Reino Unido durante los sesenta que duró su reinado.
  5. El primer sobre prefranqueado
    • Por esa época, el cobro del correo en función del número de pliegos estaba siendo una barrera mental para la invención del sobre como cubierta de la carta. Y fue la comprobación de que el trasiego de la correspondencia se encarecía más por la anarquía de los pliegos que por su número lo que llevó a la idea de que una cubierta uniforme con espacio para la dirección y franqueo facilitaba el servicio de correos.
    • Así se llegó en Inglaterra al "(sobre) envelope Mulready". W. Mulready , miembro de la Royal Academy, ganó en 1840 un concurso oficial de ideas por una cubierta estándar de franqueo pagado. Fracasó por su estética cortesana, pero abrió un camino de libertad que ha durado hasta hoy.En 1848, en Francia, se imponía por decreto la obligación de pegar sellos en los sobres en el ángulo superior derecho de los objetos franqueados.
  6. Sellos obligados, pero sobres libres.
    • Mientras, no por casualidad, en 1843, un tal Pierson en Fulton Street, Nueva York, estaba ingeniando cómo cortar el papel con un troquel de acero para, una vez plegado y engomado, producir sobres de forma industrial, antes impensable con procedimientos manufactureros. Todo ese siglo XIX vió surgir en Europa y Estados Unidos ingenios creadores de procedimientos mecánicos de fabricación para pasar de las manualidades a procesos mecanizados aplicando soluciones de la industria gráfica a un producto más complejo que un simple pliego. Ese mundo, el de la "manufactura de sobres", lo describió entonces con precisión Karl Marx en EL CAPITAL (1868): procesos que estuvieron vigentes hasta bien entrado el siglo XX.
  7. Sobres, todo lo imaginable.
    • Resulta aleccionador desde el punto de vista histórico comprobar que a mediados del siglo XX el mundo del sobre era lo más parecido a lo que K. Marx describía 100 años antes: una industria estrictamente "manufacturera". Pero mediado el siglo se acumulan innovaciones, no sólo técnicas - en los procesos de plegado, impresión y engomado - sino también en la provisión de materias primas (una amplísima gama de papeles y otros materiales) y, sobre todo, en los modos de pensar: usos del sobre como soporte publicitario y de venta que se traduce en máxima complejidad en la concepción y fabricación de sobres. Esto todavía está a la vista.

Índice de: Sobres, todo un mundo

Sobres, todo un mundo

Asociaciones nacionales e internacionales, a través de sus organismos, publicaciones y congresos, son testigos de la realidad, de la evolución del mundo del sobre y de sus fabricantes.

[Seguir leyendo]

El lenguaje de los sobres

Los sobres hablan

"¡Ábreme!" y "¡Responde!" son dos palabras mágicas que creativos y profesionales de Márketing intentan que digan sus sobres de envío o de respuesta.

[Seguir leyendo]

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, sin modificar la configuración, consideramos que acepta su uso. Puede modificar la configuración en cualquier momento.